PÁGINA PRINCIPAL

DICIEMBRE DE 2017

Editorial
EN DERECHOS HUMANOS: ¿SOMOS TODOS IGUALES?
Dr. Luis Anunziato *
En el Boletín Informativo de la Democracia Cristiana Porteña del mes de octubre del corriente año, se publicó sobre la enorme conmoción que produjo en la ciudadanía de la República Argentina la aparición de publicaciones periodísticas que informan del accionar delictivo de un grupo autodenominado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que reconocían ser autores del incendio del refugio Neumeyer, el ataque contra la iglesia Catedral y el destrozo de la fachada del consulado de Chile en Bariloche. También se adjudicaron la quema de una plantación de pinos del empresario italiano Luciano Benneton, en la Patagonia. [1] 


En Chile el accionar de estos grupos violentos opera desde fines de la década del 90. La denominada Coordinadora Arauco Malleco (CAM) junto con la RAM, comparten la creencia en la lucha armada como medio para reclamar tierras. Desde el 2014 hasta fines de agosto de 2017 los mapuches efectuaron 797 ataques en Chile, en una de esas acciones causaron la muerte del empresario Werner Luchsinger y su esposa Vivianne Mackay quemados vivos en su casa en Vilcún.



“La comunidad Pillan Mahuiza, liderada por la activista radicalizada Moira Millán, mantiene la ocupación ilegal de tierras ubicadas en la costa del lago Mascardi, a 25 kilómetros al sur de Bariloche. Los ocupantes argumentan que los terrenos les corresponden por "derecho ancestral" y advirtieron que están "dispuestos a resistir". Con fuertes vínculos con el RAM (grupo Resistencia Ancestral Mapuche), la comunidad Pillan Mahuiza comparte la idea de "recuperar territorios a cualquier costo.” [2]



La reiteración de estos hechos y la lentitud judicial en resolver la toma, como el accionar violento, hace que resulte de interés general conceptualizar tal accionar.


¿Cuál es la pretensión mapuche?

Por lo mencionado en las publicaciones periodísticas y las exposiciones de personas autodenominadas mapuches en programas televisivos, surge que junto a reclamos por particularidades históricas y socioculturales de tierras, tienen exigencias político-territorial, y llegan a un profundo cuestionamiento de la existencia de la nación argentina, entendida ésta como una construcción histórico-cultural a la cual se remiten todos los miembros de la sociedad, es decir, una comunidad que permite concebir un “nosotros” (argentinos) frente a un “otros” (brasileros, bolivianos, chilenos, europeos, etc.) Los mapuches manifiestan ser un “otro” rompen con el “nosotros” comunitario; cuestionando esa construcción cultural que es la Nación Argentina. [3]

Los mapuches muestran un accionar similar al realizado en la República de Chile de donde son oriundos (Ver boletín de la D.C. Porteña del mes de octubre/2017) y lo confirma la publicación mapuche-chilena “Kutralwe, herramientas para las luchas”, un extenso manual de 278 páginas y 17 capítulos, que circula en la Patagonia Argentina y busca ganar voluntades para la acción y subvertir el orden público.
Tapa del manual de “Kutralwe, herramientas para las luchas”

El manual se inicia mostrando preocupación por la deforestación, por la explotación de los recursos naturales, etc., y termina con un llamado a la protección del patrimonio levantándose en lucha y resistencia. Plantea estrategias sobre cómo elegir un territorio para el combate a través de un trabajo de inteligencia previo, la que denominan "Golpear sin ser golpeados". Dice que la guerra de liberación requiere un conjunto muy amplio y diverso de disciplinas, que hay que aprender a dominar para vencer. Indicaciones y reflexiones sobre tomas, marchas, actos cívicos, sabotajes, cómo actuar ante entrevistas periodísticas, o al ser detenido por fuerzas de seguridad, así como simular un suicidio, una violación, una muerte o una tortura. [4]

La lucha que se han propuesto y mantienen se aleja de una negociación, que implicaría integración a un orden establecido y subordinación al mismo. En cambio realizan desde tomas violentas, hasta resistencia por grupos entrenados para la acción armada y subversiva, que enfrentan a las fuerzas de seguridad nacional.




En los últimos 15 años la Justicia reconoció a los mapuches un total de 2.500 Km2 en las provincias de Neuquén, Rio Negro y Chubut con una población total en las tres, según el censo nacional del 2010, de 73.047 habitantes. Es decir se reconocieron una superficie mayor a 12 veces la que tiene la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con 2.891.000 habitantes según el mismo censo. [5] [6]

¿Cómo denominar a estas acciones?

Jean-Marie Balencie menciona que “una secuencia de actos de violencia, debidamente planificados y altamente mediatizados, que toma deliberadamente como blanco a objetivos no militares a fin de crear un clima de miedo e inseguridad, impresionar a una población con la intención de modificar los procesos de decisión (ceder, negociar, pagar, liberar, reprimir) y satisfacer unos objetivos (políticos, económicos o criminales) previamente definidos”, es terrorismo. [7]

De acuerdo a lo mencionado se puede elaborar una lista del accionar de la RAM, que permitan calificar los actos.

En primer lugar, la RAN y CAM plantea la utilización de la violencia para conseguir distintos objetivos, ya sean de índole político, religioso o ideológico, pero cuyo fin es siempre el mismo: Infundir terror en la población civil por medio de la publicidad de sus actos.

En segundo término, es importante señalar que la conducta mapuche es racional y concertada, que descansa sobre una organización con proyecciones fuera del territorio Argentino. [8] [9] [10]

El tercer componente de la acción mapuche es generar la sensación de fragilidad y vulnerabilidad por falta de acción del Estado, demostrando que este ya no tiene la capacidad para hacerles frente, que son ellos los que toman la decisión y tienen el control.

Estamos pues ante un accionar del grupo autodenominado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que se acerca peligrosamente a la denominación de acto terrorista, que debe ser evaluado en forma urgente por el Estado Argentino agredido, no solo el Poder ejecutivo con sus fuerzas de seguridad, sino también por los poderes Legislativo y Judicial, teniendo en cuenta que este es recién el inicio de un proceso de lucha violenta, con un claro objetivo de ataque para subvertir el orden establecido.

Siendo por otra parte, que se deber considera al RAM y el CAM como cualquier otro grupo no mapuche que atenta contra el Estado y con los mismos derechos humanos que cualquier ciudadano argentino.

* Convencional Metropolitano de la Democracia Cristiana por Comuna 6.


[1] Grunewald, F. (02-09-2017) El conflicto mapuche, una disputa interminable en Chile. Diario La Nación. Consultado el 08-10-2017, de http://www.lanacion.com.ar/2059146-el-conflicto-mapuche-una-disputa-interminable-en-chile.
[2] Infobae – Sociedad consultado el 01.12.2017, de https://www.infobae.com/sociedad/ 2017/11/14/se-extienden-las-tomas-de-grupos-vinculados-al-ram-en-parques-nacionales-de-rio-negro/
[3] Bengoa, J. (1999) Historia de un Conflicto. El Estado y los Mapuches en el Siglo XX. Santiago de Chile. Editorial Planeta.
[4] Infobae (02/12/2017) “Hacer la guerra para la liberación”: cómo es el manual que usa la RAM para pelear y adoctrinar. Consultado el 02-12-2017, de  https://www.infobae.com /sociedad/2017/12/02/hacer-la-guerra-para-la-liberacion-como-es-el-manual-que-usa-la-ram-para-pelear-y-adoctrinar/
[5] Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010. Censo del Bicentenario.  Consultado el 03-12-2017, de https://www.indec.gov.ar/ftp/cuadros/ poblacion/ pueblos_originarios_ Patagonia.pdf
[6] Sánchez, G. (03-12-2017) En 15 años, la justicia les reconoció a los mapuches más de 250.000 hectáreas. Diario Clarín. Sociedad.
[7] Balencie, J. M. (2004). Les mille et un visages du terrorisme contemporain. Paris. Questions Internationales, Paris.
[8] La Nación (09/08/2017) Una organización con sede en Inglaterra lucha por los mapuches, consultado el 02/12/2017, de http://www.lanacion.com.ar/2051393-una-organizacion-con-sede-en-inglaterra-lucha-por-los-mapuches
[9] Peiró, C. (08-08-2017) The Mapuche Nation, el pueblo originario con sede en Bristol, Inglaterra. Consultado el 02-12-2017, de https://www.infobae.com/politica/2017/08/08/the-mapuche-nation-el-pueblo-originario-con-sede-en-bristol-inglaterra/
[10] Fundación mapuche https://www.fundacionkumemongen.cl/ Consultado el 02-12-17.

__________ __________ __________


PDC Porteño – Información del ámbito nacional




EFECTIVIDAD DE LOS MÉTODOS GINECOLÓGICOS DE

CONTROL DE NATALIDAD EN LA ANTIGÜEDAD.

(Presentado en XX Jornadas de Historia de la Medicina, Buenos Aires, 1 y 2 de diciembre del 2017)

Dra. Ana María Rosso *

Resumen

Es evidente que el esquema de la familia programada no es un invento moderno pues era una preocupación central y constante desde la Antigüedad. Si bien la metodología era rudimentaria y la evaluación positiva de los tratamientos basados en hierbas fue puesta en duda, ahora se demostró que las mujeres practicaban el control de la natalidad principalmente a través de su conocimiento de las hierbas y plantas que estaba muy bien sustentado y superaba el estándar esperado.
Se estudiaron profusamente las sustancias anticonceptivas basadas en plantas y las drogas abortivas, que todavía se seguían usando en el siglo XIX, y en las recientes investigaciones se explicaron los mecanismos de efectividad de los remedios tradicionales de origen vegetal y las exploraciones científicas reflejaron correctamente la influencia desconocida sobre los órganos femeninos. El origen de las discusiones y decisiones fue el hecho de que el feto se vuelve íntegramente humano y recibe su alma alrededor de los 40 ó 90 días de la concepción.
Desde 1960 la píldora anticonceptiva de ingestión oral se volvió una innovación médica y un avance importante en las estrategias anticonceptivas vigentes. Garantizó a la mujer una increíble libertad separando la práctica sexual de la concepción pero apareció un nuevo peligro debido a la trasmisión sexual de enfermedades y de infecciones virales incurables. Las estrategias del pasado permiten constatar la importancia de la historia de la sexualidad y de los preconceptos morales y permite reflexionar sobre las opciones de las investigaciones científicas y exploraciones creativas que deberían revaluar en el futuro los puntos de vista sociales, políticos, éticos y religiosos, para evitar así nuevos peligros y riesgos de salud.
Palabras claves: Control de natalidad, sustancias abortivas y anticonceptivas, Antigüedad
EFFECTIVENESS OF GYNECOLOGICAL BIRTH CONTROL METHODS IN ANTIQUITY
Abstract
It is evident that the scheme of family planning is not a modern invention since it was a central and constant concern since Antiquity. Although the methodology was rudimentary and the positive results of the herbal-based treatments were questioned, it has now been demonstrated that women practiced birth control in Antiquity mainly through their knowledge of plants and herbs which was well supported and exceeded the expected standard.
Plant-based contraceptive substances and abortifacient drugs, which were still used in the nineteenth century, have been widely studied and recent research has explained the mechanisms of effectiveness of traditional herbal remedies and scientific explorations reflected correctly the unknown influence on female organs. The origin of discussions and decisions was the fact that the fetus becomes fully person and receives its soul at around 40 or 90 days from conception.
Introduced in 1960, the oral contraceptive pill is a medical innovation and an important advance in recent contraception strategies. It guaranteed women incredible freedom separating sexual practice from conception, but new dangers appeared due to sexually transmitted diseases and incurable viral infections. The reproductive strategies of past generations allows us to establish the importance of the history of sexuality and moral preconceptions and induce us to reflect on the choices of scientific research and creative explorations that should reevaluate for the future social, political, ethical and religious viewpoints, to avoid new health dangers and risks.
Key words: Birth control, abortifacient and contraceptive substances, Antiquity

Introducción
Según una propuesta aparecida en un estudio bastante reciente [1] la familia programada ya existía desde la Antigüedad a pesar de que comúnmente se cree que recién se pone en vigencia a partir del siglo XVIII con técnicas más científicas y seguras. El movimiento de control de la natalidad, en realidad, se desarrolló en el siglo XIX y principios del XX basado en las ideas de Thomas Malthus. En 1877 la Liga Malthusiana se estableció en el Reino Unido para educar al público sobre la importancia de la familia programada y para evitar las penalidades aplicadas a los promotores del control de la natalidad, pero fue disuelta en 1927 [2]. Se fundó durante el ‘juicio Knowlton’ de Annie Besant y Charles Bradlaugh quienes escribieron el prólogo de una obra titulada Frutos de la filosofía, y fueron procesados por publicar allí varios métodos de control de la natalidad.
Las discusiones sobre el derecho de programar la familia continuaron hasta época reciente ya que en 1914 en Estados Unidos Margaret Sanger and Otto Bobsein popularizaron la frase control de natalidad. Al principio Sanger intentaba así prevenir los abortos pero luego empezó a apoyarlos porque podría reducir defectos físicos y mentales, aunque la ley Comstock consideraba ilegal la distribución de información. Fue arrestada al establecer en 1916 una clínica de control de natalidad en Brownville, Brooklyn, New York, que permaneció abierta sólo 11 días [3]. Más éxito tuvo la primera clínica permanente que estableció en 1921 Marie Stopes en Gran Bretaña con el apoyo de la Liga Malthusiana. En manos de parteras apoyadas por médicos visitantes, favorecía los anticonceptivos. Durante los años ’20 se fue aceptando en términos científicos y en 1921 Sanger funda la Liga Americana de Control de Natalidad [4], más tarde Federación Americana de Paternidad Planificada, que desarrolló las primeras píldoras anticonceptivas como mestranol y noretinodrel en 1950.
En realidad, en la legislación inglesa, el aborto se volvió ilegal recién en 1803. Las creencias populares antes y después de este año sostenían que la vida del embrión recién comenzaba cuando la madre percibía los primeros movimientos fetales. “Las mujeres que tomaban drogas antes de este momento podían circunscribir sus actos en el deseo de restablecer la normalidad de la menstruación o del período menstrual[5]. Entre los abortivos usados en Inglaterra en el siglo XIX estaban el diaquilón, un ungüento compuesto de óxido de plomo, aceite y agua, la Juniperus sabina o sabina rastrera, el cornezuelo del centeno, el poleo, la ruda, la nuez moscada, la escila marítima o cebolla almorrana y la hiera picra, un electuario de aloe y canela, usado ya en el Medioevo.

Regulación de la fertilidad en la Antigüedad

Los métodos de control de natalidad utilizados antiguamente y considerados como medicina mágica o supercherías sin ninguna efectividad, se estudiaron seriamente y se llegó a la conclusión de que nuestros ancestros sabían distinguir muy bien entre un anticonceptivo y un abortivo y conocían mejor los factores reproductivos de lo que nosotros suponemos. Así lo demuestra el estudio del profesor Riddle [6] que ha puesto a prueba estos métodos rudimentarios anticonceptivos, por lo general drogas elaboradas a base de plantas, que ya se utilizaban desde el Antiguo Egipto. Algunos textos hipocráticos continuaron con las mismas fórmulas, copiadas casi al pie de la letra, y fueron más tarde perfeccionadas por Galeno y otros autores romanos.
Riddle se pregunta si en la Antigüedad era posible regular la fertilidad sin recurrir al aborto, al infanticidio o a la abstinencia ya que la tasa de natalidad se mantuvo bastante baja y sólo se explicaría por el uso de anticonceptivos que, sin embargo, habían sido descartados por considerarlos escasamente efectivos. Entre los autores  escépticos están R. Jackson[7],  que soslaya el tema, J. Diamond con The Third Chimpanzee [8] y M. N. Cohen [9], que buscan otras explicaciones al crecimiento poblacional entonces demasiado lento. Riddle concluye que en aquel tiempo  ya existía un rico bagaje de conocimientos sobre control de fertilidad que luego se perdió desde el Medioevo cuando la Iglesia consideraba inmoral su uso. Sus suposiciones han sido confirmadas con estudios recientes sobre la efectividad de las plantas empleadas en las prescripciones que hasta hace poco se consideraban meras supersticiones, incluyendo los procedimientos o conjuros con amuletos y brebajes, remedios mágicos, fórmulas y acciones de hechicería, etc. Ahora los informes indican que estas hierbas producen realmente efectos de infertilidad tanto en los animales como en los humanos. La ovulación femenina, controlada por las hormonas secretadas en el hipotálamo y la pituitaria, es un proceso que además tiene lugar en los mamíferos y se pensó que era exclusivo sólo del reino animal. No obstante, 2 estudios cambiaron la interpretación.

Las investigaciones pioneras comenzaron en 1933 con Boleslaw Skarzynski quien obtuvo del sauce una sustancia semejante a una hormona humana femenina (tryhydrooxyoestrin), donde se encontró estriol, y Butenandt y Jacobi informaron en el mismo año que la palmera datilera y la granada produjeron una hormona sexual femenina. Estos descubrimientos se añadieron a los realizados en el ámbito animal los cuales sufrían abortos espontáneos, fallas en la ovulación y otros tipos de infertilidad al comer ciertas plantas. Estos productos actuaban sobre el hipotálamo  generando infecundidad a través de compuestos fitoquímicos conocidos como esteroles estrogénicos, cumestrol e isoflavonas y por contractores uterinos. Desde entonces se sigue investigando el impacto de los remedios tradicionales con test clínicos y de laboratorio y los resultados suelen aparecer en diarios chinos e indios preferentemente, mientras que las investigaciones farmacológicas y médicas se publican en revistas y libros, adjuntando descripciones antropológicas de grupos poblacionales que continúan utilizándolos.

Anticonceptivos en el Antiguo Egipto
Los antiguos griegos, acostumbrados a abandonar a los recién nacidos a su suerte y exponerlos a las inclemencias de la naturaleza, se asombraban de que en Egipto las familias cuidaran a todos los neonatos y se ocuparan de su crecimiento hasta una edad avanzada, nacieran o no con deficiencias.
En el caso de este país los hijos eran deseados y se los consideraba una bendición pues ayudarían a sus padres, se ocuparían de ellos cuando fueran ancianos quienes dependían de su amor y cuidado. Así lo sugiere el escriba Ani, que trabaja en la corte de Nefertari y le da consejos a su hijo Jonsuhotep. Las Instrucciones de Ani  se componen de una serie de máximas y preceptos morales y éticos, tema propio de los Sebayt [10], pero aquí van dirigidas a la gente común en lugar de la aristocracia [11]. Se incluyen temas como el respeto por la religión, la maternidad, haciendo hincapié en la valoración de la mujer y la devoción de las madres para con sus hijos, la honestidad, la moderación y evitar relacionarse con mujeres infieles.

Devuelve con abundancia a tu madre todas las atenciones que recibiste y entrégale todo el pan que necesita. Apóyala como ella lo hizo cuando eras una pesada carga para ella”.” Pues al nacer ella te llevó colgado de su cuello y te amamantó y te mantuvo limpio durante 3 años”. “Derrama el agua de la libación para tu padre y tu madre, que descansan en el valle de la muerte”…. “Cásate con una mujer mientras eres joven, y déjala tener hijos mientras sois jóvenes”
[12].
No se abandonaba a ningún infante aunque fuera defectuoso a pesar de que requerían mucho cuidado ya que la tasa de mortalidad infantil era alta, cada 2 o 3 niños moría 1 debido a las infecciones y las enfermedades. Sin embargo los papiros ginecológicos muestran que existía una tendencia hacia la anticoncepción en algunos grupos como sucede en la actualidad pues cuentan con diversos métodos para limitar la natalidad. Aunque rudimentarios fueron practicados hasta el siglo XVIII con regularidad y precedieron a las recientes estrategias de corta duración o las actuales de irreversible esterilidad. El Papiro ginecológico de Kahun es el testimonio más antiguo sobre el tema que existe en el mundo datado en el Reino Medio (2025-1700 BC) y es el primero de los diversos papiros médicos que nos han llegado de esta cultura. Dividido en 4 secciones en su parte médica, la primera trata sobre las distintas enfermedades femeninas cuyo origen siempre es el útero, la segunda dedicada a la contracepción es la que nos interesa, la tercera describe métodos sobre fertilidad, gravidez y determinación del sexo del recién nacido y la última se refiere a dos dolencias de una mujer embarazada, un problema dental y una posible fistula vaginal. Otras fuentes útiles sobre estos temas son: los papiros de Berlin [13] Carlsberg VIII [14] Ebers, London, Smith y Ramesseum IV [15]. Si bien se supone que estos textos fueron escritos por médicos especialistas que dominarían el tema ya desde tiempos tan remotos, no hay pruebas de que exista esta especialidad como sucede con otras ni ninguna palabra que designe tanto al ginecólogo, obstetra ni aún a las parteras.
En Egipto se usaban anticonceptivos de aplicación local como mezclas espermicidas, supositorios o pesarios, y hay solo 4 prescripciones que incluyen preparados con abortivos orales (Bln. 193, Eb. 799, 801, 804). En las recetas figuran ingredientes naturales derivados de plantas con efectos no fertilizantes u otros como el natron (Kahun 22, Eb. 799), en la Edad Media reemplazado por el bicarbonato de soda, mezclado con miel, pasta que fermenta y formaría una sustancia activa que aumenta el nivel de pH. Se sabe, por ejemplo, que la sal en solución al 8% tiene una acción fuertemente espermicida.
La miel es también espermicida por su alta concentración osmótica y alto contenido de azúcar y su alta viscosidad forma una barrera protectora con bajo nivel de pH y además previene infecciones por sus propiedades antibacteriales y curativas [16].La goma y el jugo de brotes de acacia (Eb. 829, 783) en un tapón de hilaza humedecido con miel no carece de fundamento esterilizante ya que estos brotes “exudan hidratos de carbono polimerizados que cuando fermentan desprenden anhídrido láctico que forma ácido láctico, con efecto espermicida”. Los ambientes fuertemente ácidos o alcalinos son hostiles a los espermatozoides y en los estudios recientes se considera una substancia anticonceptiva que destruye las células reproductoras en las secreciones masculinas [17]. Sin embargo hay que tener en cuenta que los ensayos descritos para evaluar la actividad espermicida son realizados en ratones y algunos pocos en espermatozoides humanos y por lo tanto no es seguro que la reacción sea igual. Además la identificación de las plantas egipcias es a veces insegura porque no se puede descifrar con exactitud el sentido de los jeroglíficos y es preferible basarse en los datos aportados sobre Egipto en las fuentes y autores clásicos. Varias recetas que llevan la palabra siX 'aflojamiento' o 'desprendimiento' se interpretan como anticonceptivas porque se supone que significa aborto y que el mismo verbo también implica ‘descartar’.

 
Palmeras datileras (Phoenic dactylifera L., palmeras dums
Acacia nilotica

Las hojas de la Acacia nilotica, una planta originaria de Egipto llamada SnDt, actúan al ingerirlas como un potente emenagogo o abortivo. En los resultados de laboratorio en ratones, reducen la preñez en un 80 % y las semillas en un 100 %. En recientes investigaciones los compuestos derivados de la acacia sirvieron como una barrera efectiva para inmovilizar el esperma in vitro.
En otras recetas se combina la palmera datilera (Phoenic dactylifera L. llamada en egipcio bnrit) (Eb. 799; 783, Kah. 20, 24) con incienso, grasa fresca, cerveza dulce (Eb. 830), etc, sirviendo éstos últimos como vehículos para las diferentes substancias. Wallert [18] ha estudiado las características anticonceptivas de la palmera datilera, una planta recurrentemente asociada con la mujer por sus peculariedades orgánicas y morfológicas y su simbolismo interconectado con la fertilidad, tanto de la planta como de la mujer.  Sin embargo el fruto de la palmera se describe en un amplio espectro como afrodisíaco, anticonceptivo, diurético, emoliente y demulcente por su acción protectora.
En un caso (Bln 193, 192) se usa apio silvestre (Apium graveolens), en egipcio mAtt aunque Dioscorides (III, 75) lo transcribe como mith, con trigo para beber y para fumigar.
El aceite esencial obtenido de sus semillas contiene terpenos, fenoles, cumarinas y furanocumarinas entre otros. Se usa como antiinflamatorio, como tónico estomacal y digestivo y además se demostró la actividad antifúngica de su aceite El apio crudo o cocido  contiene también un alérgeno similar al del polen del abedul que provoca el síndrome de alergia oral y puede causar a veces reacciones que varían desde dermatitis de contacto hasta choques anafilácticos. Un estudio realizado en humanos a los cuales se les suministró la planta entera fresca reveló efectos adversos en los procesos de espermatogénesis  pero no se conocen las reacciones en mujeres.
Otro componente utilizado es la cebolla (Eb. 828) que estimula numerosas funciones orgánicas, pues es diurética, cardiotónica e hipoglucemiante. Excelente antiséptico natural, en decocción se puede tomar varias veces al día para prevenir infecciones en vías urinarias por su aporte de quercitina. Por sus propiedades antisépticas y emenagogas ayuda a regular el ciclo menstrual. La medicina moderna considera emenagogo a cualquier agente que provoque la menstruación independientemente de si existe un huevo fertilizado o no o si se ha producido la implantación. La amenorrea, ausencia o supresión del ciclo menstrual, puede tener diferentes causas, aparte del embarazo, como enfermedades febriles o  crónicas, malnutrición y depresión mental. Así la amenorrea idiopática (genuina) y el embarazo temprano son difíciles de distinguir entre sí.
En otra prescripción se recomienda una mucílago fermentado con los excrementos de cocodrilo (Kah. 21) quizás por su componente alcalino parecido al de los espermicidas actuales. También se ha sugerido que puede tener ciertas propiedades para bloquear el fluido seminal y cambiar el nivel de pH, o sin duda disminuiría la libido del hombre despavorido.

Legalidad de los abortivos naturales?
El judaísmo no considera el feto como una persona independiente, aunque tampoco permite el aborto por libre decisión de la madre. En la Biblia (Éxodo 21-22) no se condena el aborto abiertamente provocado por un golpe involuntario dado a una mujer encinta. No lo considera un daño mayor y el culpable pagará lo establecido por ley, en cambio si muriera la madre se aplicaría la ley del talión, aunque Job (3,16-17) declara que los niños que mueren antes de nacer tienen almas humanas, y que esas almas que van al cielo son preciosas para Dios. David (Salmo 139,13-14) refuerza esta creencia y le dice a Dios: “Porque tú formaste mis entrañas; me hiciste en el seno de mi madre. Te alabaré, porque asombrosa y maravillosamente he sido hecho; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien…”. Se consideraba un crimen matar a neonatos pues  "Así dice Yavé: "Mi sentencia en contra de Ammón por sus muchos crímenes será sin apelación. Porque ellos al extender sus dominios abrieron el vientre de las mujeres embarazadas de Galaad, por eso yo prenderé fuego a los muros de Rabbá, incendiándose sus palacios; habrá entonces alaridos de combate y soplará el vendaval de la tormenta". (Am 1:13-15)
En cambio los médicos árabes del Medioevo incluían el uso de abortivos naturales en sus extensas listas de drogas para las prácticas de limitar la natalidad, comentando su efectividad y prevalencia. Los juristas islámicos las aceptaban si se ingerían antes de los 120 días de la concepción, momento en que el feto se vuelve íntegramente humano y recibe su alma [19].
Control de natalidad en el mundo grecorromano
En la sociedad grecorromana no existían medidas de protección penal para el nonato. Los infantes defectuosos y sobre todo las niñas que exigían una dote para el casamiento que podía empobrecer a la familia eran indeseables. Y los padres que no querían tener muchos herederos de ambos sexos también los podrían abandonar, vender o matar. En el ámbito familiar, cualquier decisión al respecto correspondía al paterfamilias.
Los griegos no consideraban al aborto un crimen que debía ser castigado por matar al feto o embrión sino que el padre podía entablar un juicio a su esposa por privarle del derecho de tener un heredero como relata Sopater, un escritor griego de parodias que vivía en Alejandría en el siglo IV a.C., y explica los resultados de un juicio ya que la autoridad del hombre sobre la mujer se ejercía aún en las cuestiones de embarazo y potestad sobre la vida del neonato.
A su vez, a pesar de que el juramento hipocrático lo prohibía, el aborto y el infanticidio era permitido por las leyes vigentes y ejercido arbitrariamente. Platón involucra a las parteras en la toma de decisiones pues menciona a Faenarete, una partera madre de Sócrates, y asegura que sólo una comadrona es capaz de saber si una mujer está o no embarazada, en qué grado, cuándo ha de llegar el parto, y qué posibilidades hay de adelantarlo, de retrasarlo o de abortar. Consideraba (La república 4, 460-1) conveniente que la población quedara estacionaria siempre con el mismo número de ciudadanos y limitaba la libre procreación en una república ideal evitando la concepción y reglamentando la paternidad que no debía sobrepasar los 30 0 35 años, debiendo recurrir sin duda a las prácticas abortivas y al infanticidio. También Aristóteles hablaba de que el exceso de población llevaba a los países a la ruina y no era contrario a la eliminación de los niños minusválidos.
Aspasia de Mileto (Ἀσπασία; ca. 470-400 a. C.), cortesana (o hetaria), famosa por su unión con Pericles, recibió una excelente educación como se acostumbraba en estas mujeres liberadas. Parece ser que además, dominaba aspectos de la medicina, sobre todo de la obstetricia, siendo experta en partos y desarrolló remedios naturales para el post-parto. Fue capaz de detectar y prevenir embarazos de riesgo y se piensa que era abortista [20].
Aristóteles (Política, 7) elaboró una teoría nueva que no concordaba con la postura de Juramento Hipocrático pero que fue aceptada en general durante muchos siglos. Se basaba en el esquema de tres niveles de vida en el feto en fases sucesivas, primero un alma vegetativa, después una sensitiva y finalmente el alma racional propia del ser humano. La infusión del espíritu en los varones se fijaba a los cuarenta días de la concepción, mientras que en las mujeres vendría más tarde, en torno al tercer mes.
La tesis de la animación tardía presupone que el alma racional se introduce en el embrión humano después de cierto grado de desarrollo.
Entre los romanos tampoco el aborto era criminal, pero sí algo impropio y riesgoso, y así los embarazos no deseados llegaban a término y los niños al nacer eran estrangulados, ahogados o abandonados a su suerte. Aquellos hijos que eran aceptados y no quedaban desamparados, eran legitimados por su padre quien alzaba al recién nacido del suelo (tollere filium) y lo tomaba en sus brazos, lo elevaba (sublatus), y proclamaba su nombre el día octavo después de su nacimiento si eran niñas y el noveno si eran varones, llamado dies lustricus [21].
No obstante doscientos años después de Cristo, durante los gobiernos de Séptimo Severo y Caralla (193-227), se promulgaron leyes rigurosas contra el aborto, que incluían la pena de muerte, castigos corporales y el exilio, según el jurista Paulo. Estas medidas se basaban en el principio patriarcal de que la mujer no tenía derecho a arrebatarle al marido su descendencia. Cuando, con la crisis de la institución familiar, la autoridad paterna se debilita, en el siglo III aparecen algunas medidas penales. Se trataba de leyes que imponían penas severas tanto a las mujeres casadas o divorciadas que abortaban sin el consentimiento paterno, como a aquellos que suministraban fármacos abortivos contra la voluntad del cónyuge. Estas leyes no se ocupaban, sin embargo, de la vida del feto, sino que defendían los derechos del marido sobre la prole y salvaguardaban la integridad física de la madre. La posición jurídica en el derecho romano difiere según el caso. En otras fuentes romanas basadas en el jurista Ulpiano (170-228), el concebido antes del nacimiento no era considerado como una persona sino como una entraña de la madre, es decir, como una porción de la mujer o de sus vísceras (D. 25.4.1): “...Resulta muy claramente… que.. los senadoconsultos.. (no podían reconocer a sus)… hijos al disimular o negar la mujer su embarazo… pues el hijo, antes del parto, es una porción de la mujer”. Sólo una vez que ha nacido “puede pedir llevárselo”. Se trataba del derecho de inspección del vientre de una madre divorciada solicitado por su anterior marido y no se refiere a la persona por nacer en sí, ni tampoco sobre los derechos que le corresponden [22]. 
A veces postula, según un párrafo del jurista Juliano (100-170) (D.1.5.26): “ los que están en el útero … son como nacidos”, traducido en la máxima “nasciturus o conceptus pro iam nato habetur” (al concebido se lo tiene por ya nacido) [23] y otras posteriores, fundamentalmente en las Institutas de Gayo (siglo II) quien (1.147). afirma que “como en muchos otros casos a los hijos póstumos se los considera como ya nacidos...” y en el Digesto de Justiniano (530), el concebido esta en paridad de situación con el nacido, se le da protección integral y se designa un curador ventris nomine para proteger su vida, defender sus intereses y administrar sus bienes hasta el nacimiento (D. 26.5.20; D.26.7.48; D.27.10.8) pues tiene naturaleza humana en potencia (D.1.5.7). Se le otorga al concebido el status libertatis, si la madre es libre, desde el momento de la concepción, embarazo o bien en el parto indistintamente (D. 1.5.5.2-3).
Postura de la Iglesia Católica
En el Cristianismo los pasajes de Mateo y de Lucas sobre la visitación de María a su prima Isabel, relatan la concepción y la gestación de Cristo y de Juan Bautista. Los dos niños aparecen como protagonistas y capaces de percibir la recíproca presencia - evidentemente de carácter sobrenatural -, aún estando en el seno de sus madres. Lucas llama al Bautista bréphos (infans in útero), origen de la palabra infante que se aplicó al niño en general. [24].


La Iglesia Católica condenaba el aborto y el infanticidio ejercido por la sociedad grecorromana porque violaba  el derecho primario a la vida, que debía ser salvaguardada desde su concepción. La doctrina cristiana ante esta actitud desaprensiva se manifiesta a través de Tertuliano (s. II) que sostiene: “…para nosotros el asesinato, está de una vez por todas prohibido, por lo cual no nos está permitido destruir al niño inclusive estando en el vientre de la madre”. (Apología IX, 8). Para solucionar este problema en la Edad Media, la Iglesia ofrecía la oblación, a través de la cual los padres entregaban sus hijos a las autoridades religiosas y éstos crecían en los monasterios. Muchos de ellos, se convertían en monjas y monjes célibes. Otro sistema era, el de las inclusas, que tenían un torno giratorio donde se depositaban los niños de forma anónima, sistema que a veces se conserva.


También muchas veces condenaba a la hoguera a las ‘brujas’ que facilitaban hierbas abortivas, como figura en el Penitencial de Finnian, (ca. 550) [25] que utilizó San Columbano (542-615), inspirado en los anteriores modelos irlandeses o ingleses que seguían costumbres romanas. Allí el pecado del aborto se considera un ‘maleficio’ que comete otro - no la embarazada -, mezclando elementos de brujería, o sea una mujer, probablemente la comadrona o partera, que provoca, mediante ‘maleficios’ la muerte del feto de otra mujer [26]. Más tarde aparecen controversias y hasta finales del siglo XII se reservaba la condena para el aborto tardío, cuando ya se produce la “infusión” del alma humana en el cuerpo.

Sin embargo la teología escolástica presentaba dos tesis enfrentadas respecto a la animación: la primera sostenía la unión inmediata del principio material (el cuerpo) y el principio espiritual (el alma) en el momento de la concepción. En cambio la tesis de la animación tardía presupone que el alma racional se introduce en el embrión humano después de cierto grado de desarrollo, con lo cual habría un lapso entre el momento de formación del proceso vital y el instante en que el cuerpo está apto para recibir el alma intelectiva o humana, teoría que apoyaba San Buenaventura (1218-1274). Así la vida que se desarrollaba en el vientre de la madre antes de esa fecha, era considerada como no humana.
La discusión se renueva cuando San Alberto Magno (1200-1280) descubre las obras filosóficas y científicas de Aristóteles que contrasta con sus propias teorías. Consecuente con esto, Tomas de Aquino (1225-1274) uno de los escritores más influyentes del pensamiento cristiano, adopta el esquema aristotélico de una sucesión de almas pero mantiene en el nivel filosófico el principio de la unicidad de la forma (una sola alma): “El alma vegetativa, sensitiva y racional, una misma y sola alma […] se distinguen las unas de las otras por los crecientes grados de perfección […] El alma racional contiene en su perfección toda la realidad del alma sensitiva de los animales y del alma vegetativa de las plantas […] El embrión no tiene al principio más que un alma sensitiva de los animales; al desaparecer le sucede un alma más perfecta que es a la vez sensitiva y racional” [27] solo cuando estaba formado. El feto alcanzaba la categoría de alma humana, según Tomas de Aquino, a los 40 días si es varón y a los tres meses para las mujeres e incluso más tarde. La Iglesia, por su parte, intentó oponerse a la licencia moral que acompañaba el redescubrimiento de la cultura griega y romana pues como se puede apreciar teológicamente era moral eliminar un feto que no tuviese el tiempo para alcanzar esta última categoría. Pero se pone en evidencia la vaguedad de los conocimientos biológicos de sus autores. En la era premoderna (1500-1750) la teoría de la hominización inmediata empezó a ganar terreno poco a poco; así la Iglesia castigaba con la excomunión a todos los que interfieran el proceso natural de la procreación o de interrupción del embarazo y la acción de Dios que da al embrión su alma espiritual. Las prácticas abortivas, tanto antes como después de los 40 días son inmorales al destruir un ser humano plenamente constituido. Pero recién a finales del XVII, la teoría aristotélica de la animación tardía se reemplazó por la de la animación inmediata.



Contradicciones y discrepancias entre el Juramento Hipocrático y los tratados ginecológicos






Empédocles en el siglo V a. C. sostenía que el embrión recibía el aliento vital en el momento del nacimiento, tesis que no había sido recogida en el círculo de los médicos, donde, por la evidencia de los datos embriológicos conocidos entonces, dominaba la doctrina de Hipócrates, según la cual el embrión se desarrollaba autónomamente en cuatro etapas morfológicamente diferenciadas, sin ser una víscera de la madre. Es significativo el pasaje del famoso juramento hipocrático que excluye de manera absoluta el aborto: “Nunca se aconsejará a una mujer prescripciones que puedan hacerla abortar”. Esta es la actitud de la clase médica. comenzando por los autores más conocidos: Hipócrates (460-370 a.C.) y Galeno (129-200 aprox.) [28]. El juramento hipocrático no es un caso aislado en su época pues según un epígrafe del siglo II a. C. los devotos de un templo dedicado a Dionisio deben comprometerse con el juramento de “no usar, ni aconsejar, ni cooperar en el uso de filtros, abortivos. anticonceptivos o cualquier otro medio de infanticidio[29]
Sorano, que practicó primero en Alejandría y se trasladó luego a Roma, es considerado el fundador de la ginecología y obstetricia científica, el más importante de la antigüedad. La primera parte de su libro está dedicada a las comadronas y a las cualidades físicas y espirituales para el ejercicio de la profesión. Sin embargo incluye la descripción más brillante y original sobre las técnicas anticonceptivas anteriores al siglo xix: ..."Un anticonceptivo (atokion) se diferencia de un abortivo (phthorion) en que el primero no permite que tenga lugar la concepción, mientras que el último destruye lo que ha sido concebido..." [30] y especifica los riesgos asociados con este último. Esto demuestra que en la Antigüedad los doctores sabían muy bien lo que hacían cuando recetaban drogas orales para sus fines. Él mismo recomienda: aceite, miel, goma de cedro, como los egipcios, además de varios ácidos de frutas y astringentes como el alumbre.

Sin embargo y en contradicción con la postura del juramento en los tratados ginecológicos hipocráticos figuran ciertos métodos abortivos considerados efectivos. Dos escritores sobre embriología en el Corpus (Sobre la generación y sobre la naturaleza del niño) describen fetos abortados a los seis y siete días de vida y reconocen que ellos fueron testigos o causaron los abortos que produjeron los fetos. También en este último tratado (5, 1) se habla de expulsar el esperma si no se desea concebir. Además se aconsejan anticonceptivos orales en Sobre la Naturaleza de la mujer: “Si una mujer no desea quedar embarazada dele de beber mezclado [o diluido] en agua, mineral de cobre (misy) en cantidad de una haba (vicia faba) y ella no quedará embarazada por un año”. Algo similar se repite en Sobre las Enfermedades de la Mujer: Anticonceptivo (atokion). Si una mujer no quiere quedar embarazada mezclar [o diluir] mineral de cobre tanto como una haba (vicia faba) en agua  y dárselo de beber. Por un año aproximadamente (hōs epos eipein) ella no quedará embarazada[31]. Ambos establecen el período de tiempo en que actuará el producto y supuestamente se le atribuyen propiedades espermicidas a este metal no ferroso y mecanismos de rechazo en el útero. Las dosis excesivas (más de 20 mg. diarios resulta muy peligrosa) pueden producir una intoxicación grave con nauseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, cefalea y hasta la  muerte o la toxicosis idiopática cúprica con atrofia del hígado.

Por otra parte hace cientos de años se aconsejaba a las mujeres chinas que bebieran plomo y mercurio en líquidos para prevenir el embarazo. Probablemente fuera bastante eficaz para provocar un aborto espontáneo, funcionando así como un anticonceptivo. “...Tómese algo de aceite y de mercurio y fríase sin parar y tómese una píldora tan grande como una semilla de yuyuba (dátiles rojos chinos de Ziziphus jujuba Mill.) con el estómago vacío e impedirá la preñez para siempre...", según el antiguo texto de Sub Sen Mu. Además las civilizaciones de todo el mundo, desde los antiguos asirios y egipcios hasta los griegos, se cree estaban fascinadas por el mercurio, convencidos de que tenía valor medicinal y propiedades curativas especiales para tratar todo, desde erupciones cutáneas hasta sífilis. Sin embargo, como sabemos hoy en día, el mercurio, enormemente tóxico, causa insuficiencia renal y pulmonar, así como daños cerebrales y aún la muerte. Como vemos entonces, el embarazo sin duda constituiría la menor de las preocupaciones. Actualmente en los años ’60 y luego que el profesor médico chileno Zipper descubriera que el cobre tenía una capacidad espermicida, el DIU T CU intrauterino, rodeado de un alambre de cobre, se utiliza para evitar la implantación.

En Eb 783 (93, 6-8) se intenta detener la misma posibilidad durante 1, 2 o 3 años pero por medio de un pesario impregnado en acacia, dátiles y miel, sin tener efectos secundarios indeseados.

En  Sobre las Enfermedades de la mujer figuran  9 recetas bajo el título  ‘agentes para  probar la ´fertilidad’ que en realidad se refieren a substancias abortivas  y repiten algunos elementos de los papiros egipcios, como natrón, salitre y la cantárida (también conocido como mosca española), un escarabajo verde brillante que una vez muerto, seco y reducido a polvo, se empleaba en la antigüedad como sustancia vasodilatadora afrodisíaca, que se dejó de usar en el siglo XVII  por sus muchos efectos secundarios – producía irritaciones gastrointestinales y molestias urinarias, hemorragia cerebral, erecciones y envenenamientos.  Además menciona el alumbre, muy usado en la Edad Media, y se pensaba que su uso repetido podía provocar la esterilidad definitiva.


Plantas espermicidas y abortivas en el Corpus
El uso de espermicidas para regular la fecundidad se retrotrae al uso de plantas, y la información disponible es extensa y mucho más larga y completa que en el caso de los egipcios, lo que sugiere una mayor preocupación por el tema y un uso casi abusivo de los productos relativos. Los tratados hipocráticos, Sobre la naturaleza de la mujer y en especial Sobre las enfermedades de la mujer proporcionan una larga lista de productos y recetas que incluyen desde la anticoncepción hasta el aborto y aún hablan de fetos muertos. Se cree que las obras ginecológicas hipocráticas fueron escritas en diferentes épocas y por diferentes autores, iniciando así una especialidad médica ejercida por hombres, ya no sólo parteras, y que contará con figuras destacadas que demuestran amplios conocimientos sobre substancias vegetales, animales y minerales, y hacen uso de un antiguo corpus de información que ya encontramos en los egipcios. Los autores tardíos añaden substancias a la lista y demuestran un conocimiento asombroso, incluyendo a Dioscórides, Sorano y Galeno, limitándose Plinio y Escribonio a pasar y transmitir los conocimientos dados.  En el siglo IV a. C., Aristóteles en Historia de los animales recomendaba como métodos anticonceptivos, ungüentos vaginales como barrera externa compuestos de aceite de cedro, aceite de oliva o incienso.
Podemos citar como abortivos bebibles en Sobre las enfermedades de la mujer azafrán, mirto, verdolaga, con actividad antifertilizante, álamo negro, botón de oro o ranúnculo, díctamo; grasa de ganso con cerámica para el feto muerto; otro abortivo para el feto golpeado, vino con correhuela (convolvulus arvensis o calystegia arvensis) que es venenosa para el ganado y contiene cumarina; eléboro negro, hoy usado como abortivo y emenagogo, nardo, mirra, resina de pino y salitre y para un feto que no se mueve y se quiere abortar bellotas, eléboro negro, vino y alumbre.

Escamonea (Concolvulus scammonia) 

Elaterium o pepino salvaje

Gálbano(Ferula galbaniflua)

Otros componentes son el ajo, heces de vino, bagres ponzoñosos, Elaterium o pepino salvaje, la escamonea que  se usaba en patologías ginecológicas cuya venta está prohibida o restringida debido a la toxicidad de un líquido gomoso-resinoso obtenido por incisiones de la raíz, y gálbano con una gomorresina que mana por incisión de la raíz de la planta denominada Ferula galbaniflua, se caracteriza por su aroma muy fuerte y penetrante y fortalece la matriz. Se usa como antiespasmódico, expectorante, estimulante y carminativo y también en la aromaterapia.
Entre las hierbas medicinales más utilizadas con propiedades anticonceptivas está el ajenjo (Artemisia absinthium), en egipcio sam, que promueve la esterilidad. También se la menciona en una receta: “Para expulsar y rechazar un embrión/feto que está muerto en el interior”. Esta planta, una de las hierbas más amargas que existen, posee este sabor debido a la absintina y la anabsintina, un componente responsable de muchas de sus propiedades. Contiene además sales minerales (nitrato potásico), taninos y resina, ácido málico y ácido succínico. Algunas de sus sustancias activas son la tuyona, de acción vermífuga y emenagoga, pero tóxica en dosis altas, el sílice, los flavonoides y la inulina. Su aceite esencial, rico en tuyona, se usa como estimulante cardíaco para mejorar la circulación sanguínea y es un emenagogo potente que actúa sobre el útero o matriz, provocando la menstruación y  normalizando los ciclos.
Este remedio tradicional se recomendaba para las jóvenes pálidas y debilitadas, que usualmente padecían de reglas irregulares y dolorosas, y resolvía sus problemas menstruales, ya que ayuda a regular los ciclos y alivia los cólicos menstruales. Avicena, el renombrado médico persa del siglo XI, lo prescribía “para calmar a las mujeres agrias y biliosas”. Es muy venenoso, pero una dosificación justa no ofrece riesgos aunque el uso excesivo puede causar dolores intestinales y estomacales, vómito, náuseas, mareos, dolores de cabeza y daños al sistema nervioso. Las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia no deben consumir ajenjo.
Además de los usos mencionado, el ajenjo, especialmente en infusión o té, fue utilizado para ayudar a la mujer embarazada durante el trabajo de parto y disminuir el dolor. También se cree que tiene efectos antidepresivos y en el Norte de África reemplaza a la menta o hierbabuena durante el invierno para preparar el té verde. Además en polvo se hace una tintura y se produce un vino por maceración. La A. absinthium procura el sabor y principio psicoactivo (tuyona) del ajenjo o absenta, bebida llamada el ‘hada verde’, muy consumida en los cafés de París y de otras ciudades y que se extendió en 1890 por toda Europa, Estados Unidos y América del Sur, y se consumía profusamente en Chile y Argentina. Hoy día es ilegal en diversos países, por ser un potente alucinógeno y neurotóxico que, en grandes cantidades es adictivo y, finalmente, mortal.
Más de 400 especies pertenecen a esta familia entre ellas Artemisa (Artemisia vulgaris L.). de la cual se utilizan en medicina natural la raíz, las hojas y las sumidades floridas. Es también un tónico estimulante y antiespasmódico de la matriz, se utiliza en amenorrea por atonía, vómitos espasmódicos, epilepsia, etc. Hay dos teorías sobre su etimología, una relacionada con la diosa griega de la caza y de las virtudes curativas, en especial de los embarazos y partos, la hermana gemela de Apolo, Artemisia y otra que recibió este nombre en honor de Artemisia II, experta en botánica y medicina, hermana y esposa de Mausolo, rey de Caria, 353-352 a. C., que sucedió a este soberano y erigió el Mausoleo de Halicarnaso, una de las 7 maravillas del mundo antiguo.
En los textos hipocráticos encontramos otras cuatro hierbas consideradas métodos muy eficaces para el control natural de la natalidad: la ruda, el poleo, la zanahoria silvestre y el agnus castus.
La ruda (Ruta Graneolens) puede ser toxica si se utiliza en niveles muy altos o se ingieren sus aceites, y esta contraindicada en mujeres embarazadas debido a que estimula la contracción uterina pudiendo producir un aborto. De hecho en Francia se le conoce como ‘herbe à la belle fille’ o hierba de las hermosas doncellas debido a que era frecuente abortar con ruda. Sus principios tóxicos son la arborinina, graveolinina, citisina o metilnonilcetona que producen un aumento de la circulación sanguínea en el útero, provocando menstruaciones forzadas. Las hojas y flores contienen metilcetonas y alcaloides pero las dos sustancias abortivas principales durante el embarazo temprano son la pilocarpina, que estimula el útero acelerando las contracciones y se utiliza en veterinaria como un abortivo para caballos y la rutina, un glicósido flavonoide que endurece los dientes y los huesos, fortalece las arterias y las venas y estimula la acción de la adrenalina en el cuerpo, respuesta hormonal ante situaciones de peligro. Incrementa la frecuencia cardíaca, contrae los vasos sanguíneos, dilata los conductos de aire, y participa en la reacción de lucha o huida del sistema nervioso simpático. Al reducir la permeabilidad capilar en los tejidos uterinos, el endometrio no es nutritivo para el huevo fecundado y al mantener la adrenalina en el sistema circulatorio puede producir ansiedad o pánico, dolores de estómago, vómitos y convulsiones. Debido a su toxicidad, se aconsejan pequeñas cantidades de ruda/rutina, pues causa irritación de riñón y degeneración del hígado.
El poleo (Mentha pulegium L.de pulex=pulga), una de las especies más conocidas de la menta, crece espontáneamente y es útil para ahuyentar insectos en general, de ahí su nombre. Ya fue mencionado en el siglo VII y VI a. C. en el Himno homérico a Démeter como un artilugio para el controlar la natalidad y abortar junto con las semillas de la granada  [32], o sea 2 siglos antes que los textos hipocráticos [33]. Allí la diosa renuncia a su ayuno, bebe el kikeion, una mezcla de agua, pino, semillas de granada y poleo, luego de un relato obsceno, y buscando no quedar embarazada toma este emenagogo y amamanta como niñera a Demofonte, [34]. Rechaza entonces el vino que estimula la aphrodisia y la concepción. Tanto las hojas frescas como secas promueven la menstruación, funcionan convenientemente al comenzar un auto-aborto y los antiguos griegos y romanos lo utilizaron como menta piperita pues producía esterilidad. Se pensaba que el aceite esencial de la hoja podía irritar el útero y producir su contracción. Recientes investigaciones han demostrado que contiene mentol y otras sustancias terpénicas como mentón e isommentona y sobre todo pulegona, una cetona no saturada, que se convierte en el cuerpo en una sustancia química tóxica, mentuforano. La ingestión de grandes cantidades puede producir necrosis centrilobular masiva, edema pulmonar, daño hepático y renal, nervioso, hemorragia interna, pérdida de peso y otros problemas ya que la dosis necesaria para el aborto está cercana a la letal. Se puede utilizar con máxima eficacia como método anticonceptivo natural, antes de la implantación del óvulo fecundado pues al romperse se producirá la menstruación habitual. Pero debe tomarse con cautela y en escaso período de tiempo. El jugo de menta mezclado con miel fue mencionado por Dioscorides (III, 34) en el siglo I pero ya la menta silvestre junto con la ruda y un tipo de berro se daban para matar el feto como asegura Plinio. Por otra parte el poleo es  beneficioso para problemas de hígado, algunas afecciones de la piel y para el aparato digestivo, las digestiones pesadas, las indigestiones y ayuda a eliminar gases por su efecto carminativo.

La semilla de zanahoria silvestre, llamada cordón de la reina Anne o Dacus carota, se utiliza para prevenir la implantación y como un anticonceptivo natural y se extraen de una planta aceitosa y de sabor fuerte pero agradable. La planta cultivada y la silvestre tienen el mismo nombre en latín, aunque son de diferentes variedades y a pesar de su aspecto muy similar tampoco hay que confundirla con ciertas plantas mortales como la cicuta o la cicuta de agua. John Riddle en Eve’s herbs sostiene que estas semillas son uno de los agentes de antifertilidad más potentes porque se muestra muy fiable en los experimentos científicos [35]. Varios estudios sobre los terpenos de las semillas demostraron que bloquean la síntesis de la progesterona, esencial para el desarrollo del embarazo, cuya función es preparar al endometrio para recibir el óvulo y ayudan a inhibir la implantación del óvulo fertilizado. Dioscorides (III, 72) y Escribonio Largo (121) recomiendan masticar las semillas para la eficacia máxima y luego tragarlas con agua o jugos para liberar los aceites o tomarlas en infusión. Aún se utilizan en India y en Carolina del Norte, Estados Unidos. Su ingestión puede causar efectos secundarios leves, como el estreñimiento durante unos días. También, puede resultar no adecuado para aquellos con antecedentes de cálculos biliares o renales.



Otra hierba abortiva de administración oral mezclada con vino o agua es el sauzgatillo o vitex agnus castus con un olor similar a la pimienta, originalmente usada por los monjes como medicina antilibido para mantener su celibato. En el segundo día o Nereia de la fiesta de las Tesmoforias, en honor de Démeter y su hija Perséfone, en un clima de ayuno, infertilidad y luto con abstinencia sexual, las mujeres griegas se recostaban sobre lechos armados con esta planta anafrodisíaca, suspendiendo las relaciones normales con el otro sexo. Se revierte el orden, volviendo al estatuto de jóvenes o parthenoi, momento del tránsito hacia la madurez o gyné.
Comen también semillas de granada y poleo, plantas emenagogas, y con gran licencia verbal, con un lenguaje sexual poco común en las mujeres decentes y vergonzoso para los varones, deliberan en contra de éstos con desconfianza y castigando a los que las ofenden. El ritual, un espacio de libertad en contra de la ideología oficial, propicia luego la fertilidad y el proceso generativo pero también la regulación de los nacimientos, a través del conocimiento ginecológico de las plantas que se realiza en este contexto.


Tetragrama con el dios local Zeus Amon
Dacus carota
Vitex agnus castus

El vitex agnus castus, nombre derivado de puro y casto, provoca la castidad y calma el apetito sexual pues contiene vitexina con efectos sedativos, además de caticina, flavonoides, alcaloides, diterpenoides, precursores de la hormona esteroidal. Reduce los niveles sanguineos elevados de una horrmona llamada prolactina en la amenorrea y así favorece el ciclo menstrual. Los compuestos fitoestrógenos obran sobre la glándula pituitaria para normalizar los niveles de estrogenos y tiene efectos positivos también en los hormonales, aliviando síntomas en varios problemas ginecológicos.

Pero la planta más famosa para el control de la natalidad fue sin duda el silfio, del griego Σίλφιον, o laserpicio en latín, muy valorada en la antigüedad por sus propiedades medicinales y como condimento alimenticio, agregando sus propiedades estrogénicas y abortivas. Crecía totalmente silvestre en las costas de la Cirenaica en el noreste de la actual Libia. Exudaba una resina aromática muy cotizada y los intentos de expandirla hacia otras zonas no prsperaron. La realeza de Cirene mantenía un virtual monopolio y su comercio era tan importante que la imagen de la planta se conserva en la mayoría de monedas acuñadas en esta ciudad. Hacia finales del siglo I d. C., tras un descenso de cinco décadas en el número de plantas se extinguió por sobreexplotación del producto junto con el pastoreo de ganado.



En la actualidad

Si bien en la Antigüedad existían también remedios de ingestión oral, la píldora anticonceptiva, un compuesto de progesterona y estrógenos como  método anticonceptivo hormonal y agente de infertilidad, supera todos los métodos anteriores, liberando a la mujer y confiriéndole autonomía reproductiva. Es uno de los avances indiscutibles del siglo XX que ha transformado la actitud de generaciones, al separar la práctica sexual de la concepción, y forzó a revaluar los puntos de vista sociológicos, políticos y religiosos [36]. Se autorizó su uso por primera vez en EE.UU. en 1960, década de la revolución sexual y contracultural cuyo lema era: “Sex, Drugs and Rock and Roll”, por la permisividad en el uso de anticonceptivos y la ingestión de drogas alucinógenas.


Desde finales del siglo XIX se sospechaba que los ovarios segregaban una sustancia que inhibía la ovulación, pero hubo que esperar hasta 1934, año en que Corner y Beard aislaron la progesterona. El profesor Haberlant implantó ovarios de animales preñados en hembras normales y logró una esterilidad temporal. Creó entonces una tableta llamada Infecundin, sin probarla en seres humanos. A fines de los ’40 el químico Dr. Carl Djerassi sintetizó progestágeno del ñame silvestre o Dioscorea villosa, fuente natural de estrógenos (hormonas femeninas) y extrae la diosgenina que convierte en progesterona efectiva con efecto contraceptivo y gran concentración [37]. En 1950 comienzan los trabajos con compuestos hormonales, y en 1956 los doctores Pincus y Rock,  un devoto católico, anuncian el descubrimiento de la píldora en Puerto Rico donde se pudo probar en mujeres [38]. En Estados Unidos la ley Comstock desde 1873 prohibía la discusión y comercio de ‘productos obscenos’, vendiéndose sólo como regulador pero no como anticonceptivo. Se temía que incentivara la promiscuidad y en 1968 la Iglesia condena la píldora. La primera píldora comercializada, Enovid 10, contenía 9.85 mg de progestágeno (Noretinodrel) y 150 μg de estrógeno (Mestranol) [39]. Hoy ha bajado drásticamente la dosis hormonal, 0.1 a 3.0 mg del moderno progestágeno, más específico y focalizado en sus efectos, y 20 a 50 μg de estrógenos, pues se presentaron problemas con el trombolismo venoso (VTE).
Desde 1970 el movimiento feminista logra avances pero se inician discusiones sobre los efectos colaterales/indeseados, naúseas, mareos, dolores de cabeza y coágulos de sangre, riesgos que se evidencian con el mayor uso. En 1970 se inicia un proyecto para nuevos anticonceptivos con estudio de las hormonas masculinas. La historia de la píldora está marcada por la falta de consentimiento y de investigaciones relevante respecto al riesgo, con una verdadera elección informada pero sin duda abrió el camino para introducir nuevas estrategias de acción prolongada que se multiplican en 1990 basadas en hormonas [40]. Los efectos secundarios de las nuevas alternativas sobre la densidad ósea y el tromboembolismo venoso no se verificaron en última instancia y las advertencias están poco sustentadas pero los riesgos serían menores que los anticonceptivos orales, relacionados con cánceres de cuello uterino, de mama y de hígado [41], aunque proporcionan una opción no invasiva para manejar el amplio espectro de dismenorrea, menorragia y síntomas perimenopáusicos y premenstruales y algunos abogan por que sea de venta libre. Tampoco ha sido lamentablemente la solución ideal a todos los problemas ya que la protección contra las enfermedades de transmisión sexual y vaginal se ciernen en el campo de las relaciones sexuales, como dos peligros generados en el siglo XX, el SIDA (VIH) y  el virus del papiloma humano (HPV) de alto riesgo oncológico establecido desde 1985.

Conclusiones
Como hemos constatado, los cuerpos de las mujeres han sido siempre manipulados para controlar la fertilidad, ya sea el método efectivo o no, seguro o no [42]. En este medio siglo de aparición de la píldora las dosis y los métodos de administración anticonceptiva han cambiado, pero el paradigma no. Las estrategias del pasado permiten ver la importancia de la historia de la sexualidad, de los preconceptos morales y de la cultura popular como también la historia de la medicina, la botánica, la farmacia y la bioquímica. Esto induce a reflexionar sobre las opciones de la ciencia en sus investigaciones y exploraciones creativas que deberían revaluar en el futuro los puntos de vista sociales, políticos, éticos y religiosos, para evitar así los peligros de las nuevas enfermedades sexuales, los altos riesgos respecto a la salud y los altos costos que esto implica para las mujeres y los recién nacidos.

* Convencional Nacional y Metropolitano de la Democracia Cristiana por Comuna 2.





[1] McLaren, A., (1990), A History of Contraception from Antiquity to the present days, Somerset-New Jersey, Basil Blackwell.

[2] Simms, M, (1977), “Review: A History of the Malthusian League 1877-1927”, New Scientist. January 27; d'Arcy, F. (1977). "The Malthusian League and the resistance to birth control propaganda in late Victorian Britain", Population studies 31 (3), Nov, 429–448. 
[3] Galvin, R., (1998), “Margaret Sanger’s ‘Deeds of Terrible Virtue”, National Endowment for the Humanities 19 (5), sept-oct.
[4] "History of Birth Control in the United States", (2012), Congressional Digest.
[5] McLaren, A., (1978), Birth Control in Nineteenth-Century England, US, Holmes & Meier Publishers, Inc.
[6] Riddle, J., (1992), Contraception and Abortion from the Ancient World to the Renaissance, Cambridge- Massachusetts-London, Harvard University Press, 74.
[7] Jackson, R., (1988), Doctors and Diseases in the Roman Empire, London, British Museum.
[8] Diamond, J., (1991), The Third Chimpanzee.The Evolution and Future of the Human Animal, New York, Hutchinson Radius.
[9] M. N. Cohen, (1989), Health and the Rise of Civilization, New Haven/London, Yale University Press.
[10] El significado literal de Sebayt es enseñanzas o instrucciones, un género literario del Antiguo Egipto referido a las enseñanzas éticas y cívicas y centrado en la ‘forma de vivir la verdad’.
[11] La versión más completa, el Papiro 4 Bulak del Museo del Cairo, proviene de Tebas y fue datada en la Dinastía XXI, aunque tiene muchos errores. DavidR., (2002), Religion and magic in Ancient Egypt, New York, Penguin Putnam Inc.
[12] Jacq, Ch., (1999), The Living Wisdom of Ancient Egypt, USA, ed. Simon & Schuster,106, 112.
[13] El Papiro de Berlin está compuesto por una serie de papiros conservados en el Museo Egipcio de Berlin, datados en la Dinastía XIX, alrededor del 1350 y 1200, entre los cuales se encuentra un importante papiro médico el Papiro de Berlin 3038, llamado Brugsch Papyrus o Gran Papiro de Berlín o simplemente Papiro de Berlín. Fue descubierto en Saqqara por Giuseppe Passalacqua y en 1827 lo compró Federico Guillermo IV de Prusia para donarlo al Museo. Primero lo estudió Heinrich Karl Brugsch, pero en 1909 Walter Wreszinski lo tradujo al alemán y lo publicó. Sus tests de fertilidad y contracepción son similares a los del Papiro Ebers.
[14] Iversen, E., (1939), Papyrus Carlsberg No. VIII. Verso with some remarks on the Egyptian origin of some popular birth prognoses, Copenhagen, E. Munksgaard.
[15] El Papiro médico del Ramesseum, una colección de antiguos documentos médicos egipcios datados al principio de la Dinastía XVIII, fue encontrado en el templo del Ramesseum y pertenece al British Museum. Es el único papiro médico conocido que describe con detalles las dolencias oftalmológicas, ginecológicas, de músculos, tendones, y enfermedades infantiles y los remedios adecuados para curarlas. El Papiro IV desarrolla cuestiones similares a las del Papiro ginecológico de Kahun, como el parto, las maneras de predecir las probabilidades de supervivencia y del sexo del recién nacido y su protección. También contiene una fórmula anticonceptiva y en el recto hay un texto mágico-médico relacionado con el embarazo de la madre y el nacimiento del niño.
[16] Mandal S. and M., (2011), “Honey: its medicinal property and antibacterial activity”, Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine 1(2), Apr., 154-60.
[17] Worth Estes, J., (1989), The medical skills of Ancient Egypt, USA, Science History Publications, 58; Himes, N.,  (1936) Medical History of Contraception, Baltimore, The Williams & Wilkins Company, 59-68.
[18] Wallert, I., (1962), Die Palmen im Alten Ägypten. Eine Untersuchung ihrer Praktischen Symbolischen und Religionsen Bedeutung, Berlin, Hessling, (Münchner Ägyptologische Studien I).
[19] Sheikh, Sa'diyya (2003). "Family Planning, Contraception, and Abortion in Islam" en Maguire, D.,  Sacred Rights: The Case for Contraception and Abortion in World Religions, US,  Oxford University Press, 105–128.
[20] Fundó una Academia de Elocuencia y enseñó retórica a Socrátes y Platón (Menéxeno 235e 3-7). Sin las restricciones legales de las esposas estaba capacitada para la vida pública por su capacidad retórica y brillante conversación. Tuvo dos hijos y fue acusada de corromper a las mujeres de Atenas y bogar por su emancipación. Según Plutarco (Pericles 24,7) “dirigía un establecimiento ni respetable ni ordenado y educaba a un grupo de muchachas para cortesanasy posiblemente llegó a dirigir un burdel.
[21] Baldson, J., (1966), Life and leisure in Ancient Rome, New York, Phoenix Press Daily Life, 88.
[22] Rinaldi, N., “La personalidad del que está por nacer”, ED 149-961, 963, Ulpiano “no se refiere a la situación jurídica del hijo, sino a la posible disputa entre sus padres por la paternidad, el padre no puede llevarlo antes del parto porque al hijo no se lo puede ‘materialmente’ (no ‘jurídicamente’) desprender de la madre”. Para  Di Pietro,  (1996) Derecho Privado Romano, Bs. As., Ed. De Palma, 80), la expresión se refiere a un problema jurídico  atinente a la madre, pero no es una regla genérica sobre la condición jurídica del concebido”. 
[23] El principio así formulado no es romano, se asemeja al conocido y discutido de Paulo de época de Severo y Caracalla que sostiene “el que está en el útero es atendido lo mismo que si ya estuviera entre las cosas humanas, siempre que se trate de las conveniencias de su propio parto, pues antes de nacer no puede favorecer a nadie”. Este fragmento constituye el remoto origen de la teoría de la ficción, pero tiene una indudable fundamentación en los textos clásicos.
[24] Carrasco de Paula, J., (2000),  El respeto debido al embrión humano: perspectiva histórico-doctrinal, en AAVV, Identidad y estatuto del embrión, Pamplona, Eiuns.
[25] Se trata de una regla aplicada a los monjes y un código de carácter jurídico y disciplinar propuesto por el primer cristianismo monástico celta o insular (también llamado Iglesia celta o Iglesia británica) de la Abadía irlandesa de Clonard en la que figura una lista de pecados con su castigo correspondiente donde los monjes sancionan la sexualidad matrimonial, prevaleciendo la castidad conyugal y la virginidad. Los Penitenciales se extienden por el continente a partir del siglo VII.
[26] Botero, S., (2004), La pareja humana entre cielo y tierra, Bogotá, Colombia, Ed. San Pablo
[27] Tomás de Aquino, (2001), De Potentia Dei. Cuestion 3, La creación, Pamplona  Cuadernos de Anuario Filosófico 128, (Trad. A. González, E. Moros), 107, 117.
[28] Spinsante, S. (a cargo de), (1985), Documenti di deontologia e etica medica, Milán, Paolino, 1985, 19. 
[29] Nardi, E., 1971, Procurato aborto del mondo greco-romano, Milán, Giuffre, 65.
[30] Soranus (1956), Gynecology, Baltimore & London, Johns Hopkins University, (transl. O. Temkin).
[31] Riddle, J., (1992), Contraception and Abortion from the Ancient World to the Renaissance, Cambridge- Massachusetts-London, Harvard University Press, 74.
[32] Nixon, L., (1995), “The Cults of Demeter and Kore”, in Hawley, R., Levick, B., (eds.), Women in Antiquity: new assessments, London/New York, Routlledge, 75-96.
[33] Suter, A.,(2005), “Beyond the Limits of Lyric. The Female Poet of the Hymn to Demeter”, Kernos 18, 17-41
[34] Valdéz Guía, M., (2015), “La risa de Démeter, aischrologia y Kalligeneia en las Tesmoforias de Atenas”, ARYS 13, 9-25, 12.
[35] Ver también un valioso artículo de Riddle (1991), "Oral Contraceptives and Early-term Abortifacients during Classical Antiquity and the Middle Ages”, Past and Present 13, Aug., 3-32
[36] Verma Llao, P., Dollin, J., (2012), “Half a century of the oral contraceptive pill. Historical review and view to the future”, Canadian Family Physician 58 (12), Dic., 757-760.
[37] Seaman B., (2003), The greatest experiment ever performed on women. Exploding the estrogen myth, New York, Hyperion Books, 2nd. ed
[38] Rock J, Pincus G, Garcia CR., (1956), “Effects of certain 19-nor steroids on the normal human menstrual cycle”, Science 12
4(3227), 891–3.
[39] Finley H., (2012), “An early (1964) birth control pill (The Pill): Enovid-E (in a package labeled “Physician’s professional sample”), Washington, DC, The Museum of Menstruation and Women’s Health.
[40] Blumenthal PD, Voedisch A, Gemzell-Danielsson K., (2011), “Strategies to prevent unintended pregnancy: increasing use of long-acting reversible contraception”. Human Reproduction 17(1),121–37.
[41] Cibula, D., Gompel, A., Mueck, A., La Vecchia, C., Hannaford P., Skouby, S. et al., (2010), “Hormonal contraception and risk of cancer”, Human Reproduction 16 (6), 631–50.
[42] Trussell J, Jordan B., (2006), “Reproductive health risks in perspective”, Contraception 73 (5), 437–9.


__________ __________ __________ 






CONVOCATORIA
ASAMBLEA DE LA H. CONVENCIÓN METROPOLITANA
PARTICO DEMÓCRATA CRISTIANO DISTRITO CAPITAL FEDERAL


Ciudad de Buenos Aires mayo, 30 de noviembre de 2017.


Estimados Convencionales


h. Convención Metropolitana


Partido Demócrata Cristiano


Distrito Capital Federal


Tenemos el agrado de dirigirnos a Uds. por medio de la presente, con motivo de notificarles la convocatoria de Asamblea de la Honorable Convención Metropolitana del Partido, a realizarse el próximo viernes 15 de diciembre de 2017, en primera convocatoria a las 19 horas, y en segunda convocatoria (artículo 40 de la Carta orgánica), a las 20 hs., en la sede partidaria, sita en la calle Combate de los Pozos Nº 1051 de esta Ciudad, a fin de tratar el siguiente orden del día:


1º) Acreditación de los convencionales. Determinación de Quórum para sesionar;


2) Lectura y aprobación del Acta anterior;

3) Homenaje afiliados fallecidos. Tripulantes submarino ARA San Juan;

4) Informe del Señor Presidente de Junta Ejecutiva;


5) Ratificación de lo actuado alianza electoral 2017;. 


6) Varios;

Dado los asuntos de la presente se ruega la presencia de todos los Sres. Convencionales. Desde ya, muchas gracias.


Alejandra Patricia Falbo     Luis Federico Beruti         Mauricio A. Fischietti Margulis
__________ __________ __________

NOTIFICACIÓN AL PRESIDENTE DE LA
H. CONVENCIÓN METROPOLITANA

Luis Anunziato, Convencional por la Comuna 6, envía al Presidente de la H. Convención Metropolitana notificación de la causa de su ausencia y opinión que manifestaría en la Convención, en los siguientes términos:


Señor Presidente de la

Convención Metropolitana

Dr. Mauricio A. Fischetti Margulis

___________________________



Luis Anunziato, Convencional Metropolitano Comuna 6, se presenta y viene por su intermedio a disculparse ante todos los Convencionales por no poder estar presente en tan importante acto. Un compromiso previamente asumido impiden que este en Buenos Aires en esa fecha.


Me veo en la obligación de manifestar opinión respecto del punto 5) de la convocatoria (Ratificación de lo actuado alianza electoral 2017) y en tal sentido digo:


1.- Considero que la alianza electoral practicada en la CABA Vamos Juntos, ha sido acertada, doy mi voto de confianza y ratificación de lo actuado

2.- Asimismo necesitando el partido desarrollarse territorialmente y profundizar su identidad, consideró necesario permanecer en esta alianza con miras el 2019 a los efectos de poder integrarnos adecuadamente con los principios de la Democracia Cristiana.

3.- Debemos evitar tener políticas electorales erráticas, para construir desde un lugar de pertenecía, entendiendo que Vamos Juntos garantiza el crecimiento en identidad de la Democracia Cristiana.



Saludo a todos los Convencionales y a Ud. Señor Presidente de la Convención Metropolitana.


Dr. Luis Anunziato. Convencional Metropolitano-Comuna 6


__________ __________ __________



PDC Porteño – Información del ámbito internacional

GOBIERNO DE PERÚ DEJARÁ DE APLICAR CURRICULO ESCOLAR CON IDEOLOGÍA DE GÉNERO.


El Boletín Oficial dela República de Perú del 22 de noviembre de 2017, consigna la Resolución Ministerial N° 657/2017 por la cual el Ministerio de Educación deja sin efecto la enseñanza en el "nivel inicial, primaria multigrado y unidocentes de EBR", de la enseñanza de identidad de género currículo promulgado a finales de 2016, dejando como dice el artículo: “perniciosas expresiones como ‘construir tu identidad” e “identidad de género, e incluso que “lo masculino y lo femenino se construye día a día”.
El anuncio del Ministerio de Educación fue celebrado como una “nueva victoria para los padres de familia por el colectivo #ConMisHijosNoTeMetas, que organizó una marcha con más de millón y medio de personas en todo el país en marzo de 2017, en rechazo a la ideología de género.
En un comunicado difundido a inicios de este año, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) criticó que el Ministerio de Educación que “haya incluido en este instrumento normativo de rango inferior nociones que no provienen de la Constitución sino tomadas de la denominada ideología de género”. [1]


1-  ACI (17-11-2017) Gobierno de Perú dejará de plicar currículo escolar con ideología de género. Consultado el 05-12-2017, de: https://www.aciprensa.com/noticias/gobierno-del-peru-dejara-de-aplicar-curriculo-escolar-con-ideologia-de-genero-24402
__________ __________ __________



"¡Que la humanidad acoja el mensaje de paz de la Navidad!" 

"1. «Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado» (Is 9,5). Hoy se renueva el misterio de la Navidad: nace también para los hombres de nuestro tiempo este Niño que trae la salvación al mundo; nace llevando alegría y paz a todos. Nos acercamos al Portal conmovidos para encontrar, junto a María, al Esperado de los pueblos, al Redentor del hombre. «Cum Maria contemplemur Christi vultum». Contemplemos con María el rostro de Cristo: en aquel Niño envuelto e pañales y acostado en el pesebre (cf. Lc 2, 7), es Dios que viene a visitarnos para guiar nuestros pasos por el camino de la paz (cf Lc 1, 79). María lo contempla, lo acaricia y lo arropa, interrogándose sobre el sentido de los prodigios que rodean el misterio de la Navidad".

Homilía de Juan Pablo II en la misa de la noche de Navidad, 2002



FELIZ NAVIDAD 2017
__________ __________ __________ __________





Entradas más populares de este blog

PÁGINA PRINCIPAL

PAGINA PRINCIPAL